Metodología

//Metodología
Metodología 2017-10-03T11:14:27+00:00

El camino que estamos recorriendo como agentes de pastoral juvenil, unidos al resto de la Iglesia en España, nos ha llevado del Primer Anuncio del Evangelio al acompañamiento en la Pastoral Juvenil, y nos llevará los próximos años a los Itinerarios formativos.

El acompañamiento en la Pastoral Juvenil

Está claro que vemos la necesidad del acompañamiento en nuestra pastoral. Una iniciativa que puede dar mayor calidad a este acompañamiento puede ser el “II Encuentro para equipos diocesanos de pastoral juvenil, de congregaciones y movimientos”. En este encuentro nos proponemos escuchar, comprender y proponer el acompañamiento como una oportunidad para la Pastoral Juvenil de este tiempo.

Queremos acompañar la vida, toda la vida, de los adolescentes y de los jóvenes, desde sus instancias más externas a las más internas. Nuestra intención es llegar a lo íntimo de la persona porque la individuación es uno de los signos de los tiempos. Por eso afirmamos que la personalización marca una potente dirección al trabajo pastoral. La personalización es el vector de la pastoral juvenil en una sociedad plural y posmoderna.

Cuatro aspectos metodológicos y cinco perspectivas

Hemos organizado este encuentro de equipos de Granada a través de cuatro aspectos metodológicos (formación, grupos de reflexión, experiencias, testimonios) y cinco perspectivas (acompañamiento y discípulos; acompañamiento y vida espiritual; acompañar la fragilidad; acompañamiento y discernimiento vocacional; acompañamiento y pastoral juvenil). La integración de estas cinco perspectivas ofrece una panorámica estimulante del acompañamiento en nuestra Pastoral Juvenil.

Los cuatro aspectos metodológicos que ofrecemos, parten cada uno de ellos del mismo relato del encuentro de Jesús con los discípulos de Emaús:

Formación “Se acercó y se puso a caminar con ellos”

Experiencias “Les explicó lo que se refería a Él”

Testimonios “A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron”

Grupos de reflexión “Sus ojos no son capaces de reconocerlos” (y les escuchaba)

Algunos matices para cada perspectiva

En cada perspectiva encontramos matices distintos.

En “acompañamiento y discípulos” hablamos de la identidad radical del seguidor de Jesús. En esta perspectiva la Escritura es nuestra fuente principal. Dos preguntas la enmarcan: ¿Cómo acompañaba Jesús? y ¿cómo acompañaban los discípulos de Jesús?

En “acompañamiento y vida espiritual” nos centramos en la vida espiritual del creyente en Jesús. La Pastoral Juvenil quiere ser ayudar en el crecimiento vital y espiritual del joven cristiano. El agente de pastoral se pregunta muchas veces cómo puedo ayudar en el crecimiento de este joven. ¿Qué lugar puede ocupar el acompañamiento para esta ayuda?

En “acompañar la fragilidad” hablaremos sobre aquellos aspectos que acompañan la vida de toda persona: el dolor, el sufrimiento, la fragilidad. Algunas personas viven estos aspectos de una manera compleja y muy difícil. ¿Cómo acompañar en esas situaciones? Evidentemente la Pastoral Juvenil también quiere tocar la carne del sufrimiento de los jóvenes, especialmente de quienes más sufren.

En “acompañar en el discernimiento vocacional” hablamos sobre la vocación, algo tan sustancial para la vida de todo discípulo de Jesús, porque Dios a cada uno ha dado una vocación particular. En esta perspectiva ocupan un lugar destacado el discernimiento, la elección y la ayuda del educador mediante el acompañamiento.

Por último, en “acompañamiento y pastoral juvenil” hablaremos sobre cómo organiza la pastoral juvenil para que el acompañamiento ocupe un lugar central en nuestra propuesta; y en consecuencia que huellas deja una pastoral juvenil del acompañamiento.