Camino Discernimiento

//Camino Discernimiento
Camino Discernimiento 2017-10-03T11:14:27+00:00

Emilio Lavaniego y Carlos Comendador

Ambos pertenecen a la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos del Sagrado Corazón de Jesús

Descarga material

 

Proyecto diocesano de acompañamiento de la Diócesis de Mérida-Badajoz

 El PDAV (Plan Diocesano de Animación Vocacional) es una experiencia diocesana de crecimiento en la fe, que busca profundizar en la llamada que Dios hace a cada uno desde el bautismo. Su objetivo es animar y activar a la Iglesia Diocesana para que promocione una cultura vocacional entre los jóvenes.
Por un lado sensibiliza a los sacerdotes y agentes de pastoral para que introduzcan procesos, acciones y medios que susciten la cuestión vocacional. Por otro lado busca acompañar el proceso de la escucha y la respuesta vocacional en quienes se descubran indicios de llamada a la vida consagrada.
Consta de 10 proyectos que abarcan todas las edades, basados en el acompañamiento grupal y personal. Lleva 16 años en la diócesis de Mérida-Badajoz con grandes resultados

Descarga materiales

“Quo Vadis” – Pastoral Vocacional Burgos

 

Orientar la propia vida es una tarea que requiere haber incorporado unos presupuestos. Estos sirven como instrumentos para construir el futuro según nuestra propia vocación.

El proyecto “Quo Vadis” pretende ofrecer estos elementos necesarios que nos ofrezcan una disposición adecuada para acertar en nuestra elección de un modo natural. Se compone de tres fases: “Querere querer”, “El que sirve, sirve” y “Ahora ora”. En el taller se explica cada fase del itinerario, los materiales audiovisuales para trabajarlo y algunas experiencias que han servido para proponerlo.

Descarga materiales:  Vídeos // Presentación // Esquema

Acompañante

Acompañantes que cuidan el discernimiento de lo que pasa en el joven cuando se pone delante de Dios, sabiendo leer los movimientos que esta relación provoca ya que se inician procesos de transformación personal

Acompañado

El acompañamiento personal coloca en la vida del acompañado un camino pedagógico, bajo el impulso del Espíritu en el que se va alcanzando madurez humana, personalización de la fe y compromiso en la opción vocacional.