En la situación en la que estamos encontrar el momento para disfrutar de la Pascua ha sido lo más acertado. Jamás pensábamos que el “futuro” como decían iba a llegar tan pronto y que íbamos a vivir las eucaristías y las oraciones online. La experiencia ha sido extraña, ya que el calor de tu comunidad sigue estando presente pero no como queremos realmente. ¡¡¡Quién diría que durante una oración íbamos a quedarnos congelados durante unos minutos!!! Pero no pasó nada todo se solucionó y pudimos seguir orando junto a él.

En grupo con unos cuantos jóvenes hemos realizado un vídeo con motivo de la resurrección y ha quedado precioso, tanto por la gente que ha ayudado como por el fin de este.

Muchas gracias incluso en estos momentos por hacerlo todo posible, para sentirnos cerca y en compañía del Señor.

Laura Moya