Nuestra Pascua On-line PJALBACETE, vino marcada con el preámbulo del “Viacrucis especial Coronavirus”. Cada día mandábamos una Estación en audio hecha por jóvenes de diferentes Parroquias o Movimientos de toda la Diócesis de Albacete. La estación del Via Crucis llevaba la reflexión cada día de un sacerdote y la oración del Papa frente a esta pandemia acompañada de una canción. Seleccionar la canción era mi función. Para ello, oraba cada estación desde ese anhelo de querer transmitir, a cada hogar, que la Pascua ya estaba cerca que pronto vendría la LUZ y Cristo daría sentido a todo. Pero no nos podíamos quedar en la Estación XIV, urgía hacer un “spoiler” y llegar a la XV: JESÚS RESUCITA HOY.

“La Semana Santa se suspendía” decían los medios de comunicación. Hasta había vídeos de un Jesús celebrando que este año no lo mataban. Y justo es al contrario, todo un Dios muriendo en habitaciones de hospitales y residencias… Frente a esto, nos reunimos el Equipo de la Delegación de Jóvenes y empezamos a crear nuestra Pascua On-line. Cada día organizamos una actividad diferente: catequesis, oraciones, una lectura actual de la Pasión y hasta una celebración penitencial. Todo en directo desde nuestras redes y Youtube. Lo que más me impresionó, fue cuando montamos la Pasión desde los focos actuales del dolor: desde el Hospital, el Asilo, el Cotolengo y un piso de Inmigrantes de Hijas de la Caridad. ¡Qué fácil era encontrarte con Cristo encarnado en cada uno de esos focos! Una lectura que tantas veces había escuchado y de repente era tan actual y tan palpable que nos hacía salir de nuestras cuatro paredes de la casa y hacer nuestro el dolor de este mundo enfermo-sufriente.

Dar la gracias a nuestro delegado de Jóvenes, José Joaquín, por acercarnos hasta el salón de nuestra casa los Oficios y diferentes celebraciones. Al vivirlos así, fue un momento de descubrir pequeños detalles de la Liturgia que, en ocasiones, por distracciones nos habían pasado desapercibidos y ahora cogían una fuerza pedagógica.

Compartir, con vosotros, que me ha tocado vivir esta Pascua desde la enfermedad, desde el miedo y el desconcierto que provoca la debilidad. Por eso, la Pascua Online se convirtió en una pequeña ventana que no sólo transmitía un aire fresco (del que ahora no tenemos) sino que nos unía, en Comunidad, a toda la Iglesia Universal siendo un grito de Esperanza que ora, ofrece y confía en el Cristo que ha vencido a la muerte. “CRISTO VIVE Y TE QUIERE VIVO”, así terminamos nuestra Pascua juvenil con un video en el que numerosos jóvenes transmitían al esperanza y la alegría de saber que Cristo sigue con nosotros resucitado y así nos quiere junto a Él.

Reme Egido Herreros