Desde la Pastoral Juvenil y Vocacional de los Redentoristas han hecho una apuesta en este tiempo llamada “El Encuentro”. Consiste en una reunión mensual en sus templos donde quieren recuperar el templo como en la Iglesia primitiva, como casa común en la que se comparte la fe, se celebra y se parte el pan.  Se trata de un encuentro en horario nocturno que comienza con una catequesis, le sigue una celebración litúrgica de la palabra o eucaristía relacionada con el tema del día, posteriormente se dividen en equipos por intereses (música, catequesis, misión infantil, misión joven…) y finaliza con un momento festivo compartiendo talentos artísticos.