Semana Mundo Unido

//Semana Mundo Unido

Semana Mundo Unido

Del 1 al 7 de mayo, se ha desarrollado en todo el mundo la Semana Mundo Unido (SMU), promovida por los “Jóvenes por un Mundo Unido” del Movimiento de los Focolares. Tiene como finalidad visibilizar todo lo que se está haciendo en el Planeta para construir un mundo más unido y fraterno.

Esta iniciativa nace en 1995, promovida por los Focolares en colaboración con otros grupos, movimientos, asociaciones, instituciones locales, nacionales e internacionales que comparten el objetivo de impulsar la fraternidad universal.

Este año ha sido muy distinta en comparación con los anteriores, pero el espíritu que la anima es siempre el mismo. En esta ocasión ha querido testimoniar que “estamos todavía a tiempo para la Paz”, In Time for Peace. Usando la creatividad y las redes sociales, cada uno con su grupo de amigos, clase, entorno cercano, ha difundido distintas iniciativas, acciones de paz individuales o colectivas, que contribuyen a los objetivos de la Semana Mundo Unido.

Además de la constelación de iniciativas más locales, cabe destacar las dos citas centrales, de escala internacional, que han congregado virtualmente a niños, jóvenes y adultos de todo el mundo. El 2 de mayo tuvo lugar una conexión streaming, a modo de carrusel de experiencias solidarias de todas las latitudes, mayoritariamente centradas en la respuesta a la pandemia que estamos sufriendo. Al día siguiente le tocó el turno al Run4Unity (Corre por la Unidad), una carrera de relevos mundial en que el testigo (a través de conexiones on line) fue pasando de huso horario en huso horario para simbolizar el anhelo de paz y unidad que recorre el planeta.

En España lanzaron esa semana un reto diario a través de Instagram para ayudar a concienciar y a compartir anhelos y reflexiones alrededor de este objetivo que les une como gran familia humana.

Y, recogiendo distintas vivencias de esta época especial, se editaron seis vídeos titulados “Historias de vida – cada gesto cuenta”, que se hicieron circular para testimoniar que el aislamiento social no es tal en el sentido más verdadero, pues con los hechos se demuestra que nadie está lo suficientemente separado como para no poder ser nuestro prójimo. Entre esas historias destacan la de Ana de Sevilla:

“La verdad que desde casa, me sentía un poco inútil, ante toda esta situación que estamos viviendo, no sabía muy bien qué aportar.
Durante los primeros días de cuarentena, un amigo me llamó. Me contaba que su hija no paraba de llorar, por la propia situación, pero también por no poder entender realmente qué estaba ocurriendo. Viendo que esta podía ser la situación de muchos niños, me propuso que escribiera una historia para poder explicarle a los niños lo que estamos viviendo, y tras muchas vueltas y teniendo que pararme al principio a comprender yo misma la realidad, para así transmitirla y plasmarla en un cuento, nació «Un mundo de colores«.
Es una historia sencilla, la cual explica que el mundo era «de colores», pero que un cambio hizo que nos tuviéramos que ir todos a casa, donde la gente, por la tristeza, se volvía gris.
Pero cómo nosotros, pequeños e insignificantes, podemos colorear con pequeños actos de amor lo que tenemos alrededor: enviando un mensaje a nuestros compañeros, ayudando a nuestras familias, saludando y animando a los vecinos, etc.
Aunque en un principio mi intención era llegar solo a algunos niños, el cuento se ha difundido y han sido muchos los mensajes de agradecimiento, en los que familias y maestros me expresaban que la historia había ayudado a sus hijos y alumnos. Al final, yo también, pequeña e insignificante podía hacer algo desde casa”.

 

Conoce más noticias de movimientos y asociaciones aquí

2020-05-25T15:20:35+01:00lunes 25 mayo, 2020|Movimientos y Asociaciones|